"Aprender hoy es construir mañana"


La identificación de los potenciales usos de BIM

Existen diferentes guías y protocolos donde se definen los posibles usos BIM , entre ellos la BIM Project Execution Planning Guide de la Universidad de Pennsylvania, la BIM Essential Guide for BIM Execution Plan de Singapur, el NZ BIM Handbook de Nueva Zelanda o la NATSPEC National BIM Guide australiana. En general, siguiendo el modelo norteamericano, y bajo denominaciones similares, la identificación de los usos que debe incluirse en los BEP (BIM Execution Plan) guarda grandes similitudes.

La pregunta fundamental a la hora de llegar a esta identificación es: ¿qué esperamos del trabajo con BIM en un proyecto? O dicho de otro modo: cuáles son los objetivos que pretendemos alcanzar con la aplicación de la metodología BIM en nuestro proyecto. En este sentido el EIR (Employers Information Requirements), propio del modelo británico, constituye un documento previo al BEP para determinar, entre otro tipo de información, los objetivos estratégicos del cliente o promotor. No obstante, no es solo el promotor el que debe responderse a esta pregunta, sino que existen otros agentes involucrados en el proyecto que pretendan alcanzar determinados objetivos trabajando con metodología BIM.

La importancia de establecer objetivos claros y concretos

Desde estos objetivos, categorizándolos por orden de prioridad, partiremos para identificar los usos potenciales de BIM. Debemos tener en cuenta que alcanzar uno de estos objetivos puede requerir más de un uso BIM. Por ejemplo, si se plantea como objetivo del proyecto obtener determinada calificación energética, se pueden derivar, entre otros, el uso del modelo para el diseño del uso constructivo y para el análisis energético y de sostenibilidad.

Debemos conocer los agentes implicados en ese uso BIM, y dentro de ellos hay que determinar el agente o agentes intervinientes bajo cuya responsabilidad recae el desarrollo del uso BIM determinado, señalando además el nivel de responsabilidad de cada uno cuando sean varios los agentes responsables. Tanto la identificación de los usos de BIM, como la determinación de responsables de ese uso, conlleva indicar la fase o fases del proyecto en el que se desarrolla la utilización de BIM y cuándo debe lograrse el objetivo planteado.

Una vez definidos “los usos”, plantearemos el valor potencial que tienen para el proyecto, los requerimientos técnicos (software) y las competencias requeridas al equipo responsable. Un ejemplo simplificado sería el siguiente:

USO BIM: Coordinación 3D

  • Descripción: proceso en el que se utiliza un software durante la coordinación del proyecto para determinar los conflictos mediante la comparación de los modelos 3D de las diferentes disciplinas (Clash Detection). El objetivo de la detección de colisiones es eliminar los principales conflictos entre disciplinas antes de la construcción.
  • Valor Potencial: coordinar el proyecto de ejecución a través de un modelo; reducir y eliminar los conflictos en obra; visualizar la construcción; aumentar la productividad;  reducción del coste de la construcción; menos órdenes de cambio; reducir el tiempo de construcción; aumento de la productividad in situ; mayor precisión en los planos constructivos.
  • Recursos requeridos: BIM Modeling Software (Revit ), software de revisión de modelos (Navisworks, Solibri Model Checker)
  • Competencias del equipo requeridas: habilidad para manipular, mover y revisar un modelo 3D; conocimiento de las soluciones BIM para actualizaciones del modelo; conocimiento de los sistemas constructivos.

Con el grado de prioridad de los objetivos del proyecto y este análisis por uso de valor potencial, recursos y competencias requeridas, es necesario evaluar tanto las implicaciones económicas que conllevan, como la estructuración y nivel de desarrollo de los modelos, en qué momento de evolución del modelo se satisface el objetivo y qué modelo o modelos son necesarios para servir a un uso.

Elaboración de mapas de procesos

Para planificar el desarrollo de los usos requeridos elaboraremos mapas de procesos de los usos BIM seleccionados. Estos mapas de procesos detallan el plan para la ejecución de cada uso BIM y, cuestión no menos importante, definen la información necesaria para poder realizar ese uso y los intercambios de información específicos de cada actividad, estableciendo las bases para la totalidad del plan de ejecución del proyecto.

Previamente el plan incluye un mapa general de procesos de usos BIM, con la planificación de los mismos, su secuencia, la fase o fases de su desarrollo y el responsable principal del mismo de cada uno de ellos. Recordemos que el desarrollo del trabajo para realizar un uso BIM, aun teniendo sus responsables, no es un trabajo aislado de cada equipo del proyecto, sino que la colaboración entre diferentes equipos se hace imprescindible, ya que la información emanada de un determinado uso alimenta otros usos.

En este escrito se da una visión panorámica de los usos potenciales de la metodología BIM, fundamentalmente centrada en el modelo americano, dado que es este modelo el que trata específicamente de “los usos BIM”. El modelo británico no hace referencia específica y concreta a los usos BIM. Del análisis de las guías y protocolos de ambos modelos, en este momento de toma de decisiones sobre la implantación en nuestro mercado, deberíamos sacar nuestras propias conclusiones aprovechando las experiencias de otros mercados.

Si te ha gustado este post, háznoslo saber en nuestras redes sociales de EntornoBIM y ayúdanos a darle difusión.

Y si quieres plantearnos dudas, sugerencias, o temas que puedan interesarte sobre BIM, etc, ESCRÍBENOS un email a: entornobim@fundacionlaboral.org, o LLÁMANOS al teléfono gratuito: 900 82 29 00.